en Codium 2 minutos

Beneficios de formar a tu equipo

¿Sabías que el 90% de los programadores se consideran aprendices de por vida? Según los datos de la encuesta de Stack Overflow de 2018, un 90% de los developers dicen que han aprendido de forma autodidacta un lenguaje o herramienta nueva. De hecho, casi la mitad de los profesionales en activo afirman haber tomado un curso en línea en el último año y un cuarto de los encuestados están inscritos a algún curso universitario a tiempo completo o parcial. Es decir, la formación es una constante en la vida del programador.

El momento culminante es cuando la formación se interioriza convirtiéndose en cultura de empresa.

En nuestro sector laboral hay una constante necesidad de talento: los programadores no son muchos y cambian a menudo de trabajo. Una de las herramientas que ayudan a las empresas a retener talento es, precisamente, la formación. Por un lado, porque mejora la imagen de marca y la cultura empresarial. Una empresa que invierte en el crecimiento personal de sus trabajadores es una empresa que cuida a sus empleados. Por otro lado, la formación reduce la sensación de estancamiento de los developers. Estamos en uno de los sectores profesionales que tiene más movilidad. De media, el 30% de los programadores han cambiado de trabajo en el último año. El hecho de poder poner en práctica nuevos conocimientos hace que haya una sensación de reto personal y profesional que ayuda a las empresas a retener talento.

Pero no solo eso, en términos estrictamente económicos, el coste de la formación versus los beneficios que reporta a la empresa hacen que invertir en tus trabajadores sea una buena idea. Gracias a la formación puedes reducir el tiempo necesario para aprender y aplicar los conceptos de forma efectiva. Sin lugar a dudas, los trabajadores del conocimiento necesitan estar actualizándose para no quedar rápidamente obsoletos.

Pero, ¿cómo saber en qué tipo de formación invertir? Si estás en el mundo del desarrollo de software, puedes invertir en aprender las últimas novedades del framework o, por el contrario, en los cimientos de la programación. Nosotros apostamos firmemente por lo segundo, pues son inversiones a las que les podemos sacar un beneficio más tiempo.

Puedes invertir en aprender el último framework o en los cimientos de la programación. Nosotros apostamos por lo segundo.

El momento culminante es cuando la formación se convierte en cultura de empresa. Es decir, cuando la formación ya se ha interiorizado y no depende de personas concretas que tiren del carro, ya que toda persona que se incorpora al equipo se empapa de esta forma de trabajar en muy poco tiempo. En resumen, invertir en formación es apostar por el futuro de tu empresa.

Si estás pensando en invertir en formación, consulta las formaciones de Codium o escríbenos contándonos tus necesidades.